viernes, 21 de junio de 2019

Circular Valle de Tena Ep.2: Ibon de Llena Cantal- Musales (2654 m) - La Sarra

La noche, para lo que debería, da mucho de sí. Una impresionante luna casi llena, da un bonito color a las nevadas montañas que nos rodean, pero eso no es todo. Por contra nos alumbra más que los focos de un escenario, y eso no ayuda a conciliar el sueño, a lo que se suman algunas ráfagas de viento que nos "acunan" de vez en cuando. A pesar de ello la paz que se respira en estos lares salvajes, te impregna de buenas y nuevas energías. 

Pasadas las contrariedades, un nuevo día empieza cuando los primeros rayos de sol iluminan las alturas ; mientras nosotr@s seguimos guarecidos en los sacos, remoloneando un poco. El frescor mañanero invita a no salir, pero una vez vencido este con ayuda de varios forros, es momento de "plegar". "Sin comerlo ni beberlo" , nunca mejor dicho, cuanto antes tenemos que salir por patas en busca de agua. Esto nos hará modificar ligeramente los planes, pues retornaremos hasta la fuente de Respomuso . 
En cuanto tenemos todo metido en los mochilones, que ahora abultan más y no por los jabones del "hotel", nos damos de morros con la gran sorpresa de la mañana. Las botas no se han "abrigado" durante la noche y están más tiesas que un palo. De primeras ni entran y cuando empiezan, duelen y pasamos a tener dos frigopies. Los primeros pasos parece que vamos como flotando, ni notamos el suelo. Lentamente empiezan a entrar en calor y así llega el momento de partir.

Vuelta Tena: Ibon Llena Cantal - Musales - La Sarra
Segunda etapa que tras un vivac junto al ibon de Llena Cantal, retorna por la GR11 hasta el refugio de Respomuso (a la fuente). Del embalse ascenso por sendero pisado y marcado con hitos a la cumbre de Musales, para descender a La Sarra primero por senda y luego por la pista con atajos . Datos GPS: 15'2 km; +780 m, -1780 m; 9-10 h.

Empezamos, de manera poco ortodoxa, descendiendo por la GR11 hacia el circo de Piedrafita y con "la artillería" para el duro terreno ...
... que no tardan en sobrar, al dejar atrás las alturas ... 
... y regresar al entorno de Respomuso, 
con compañía anfibia.
A la vera del refugio y repuestos de agua, con un marco paradisíaco disfrutamos de quizá uno de nuestros mejores desayunos Por ahora.
Con "combustible" para largo y después de encontrarnos por sorpresa con dos amig@s, seguimos bordeando el embalse por pisado sendero a la contra de la jornada pasada ...
... hasta quedarnos en la orilla contraria al refugio, 
escoltado por Frondellas y la cresta del diablo.
Por las herbosas laderas que se desprenden del Garmo Pipós y del Musales, vamos ganando altura por un dibujado sendero...
... que se ve adornado y ultrajado 
por las múltiples corrientes del deshielo ...
... y que por arriba, cuando aparecen los colosos de la muralla 
que nos separa del Valle de Tena ...
... dan paso otra vez a "invernales" parajes, por los que "armados" atacamos la vertiente N de Musales ...
... culminando, con una trepadilla por terreno muy suelto, 
en su panoramico collado.
Cojiendo la arista E, por terreno fácil ascendemos la última rampa con bonito "repertorio" a la espalda ...
... que termina en lo alto del Pico Musales (2654 m)
encontrando otro que no puede envidiar nada.
Foto de cima en el Musales (2654 m).
Leyre y 
👆

Después de disfrutar de la soledad y el panorama de la cima; nos lanzamos, por terreno pedregoso, ladera abajo hacia el valle que dibuja el Gallego ...
... haciendo un "stop gourmet" en el Ibonciecho,
 de azules aguas y una tranquilidad sin igual.
Recuperados, por senda abandonamos los altos lares ...
... siguiendo con la bajada por pista y sus múltiples atajos, mientras se unen cada vez más pinos negros ...
... e incluso algo de colorido primaveral en el suelo ...
... hasta que, ya "rendidos y asados", llegamos a las aguas de La Sarra, 
que con verlas ya refrescan, y a nuestro final.











👆#DeL RìO#👆