mi├ęrcoles, 12 de octubre de 2016

A 3348 m alzando un sufrido "bronce pirenaico"

En la blanquecina y primera 
ascension al Perdido.
Innumerables veces ha estado en mente e incluso quebraderos de cabeza sobre el papel pensando por aqu├ş por all├í, pero parec├şa que nunca era su momento y acababa por quedar relegado una y otra vez. Nunca sal├şa de la mente, pues era mi m├ís so├▒ada ascensi├│n desde que por primera vez entro por mis retinas; en el momento menos esperado surge la ocasi├│n, en la que tuve la suerte de compartir, hace ya un tiempo en un ambiente invernal, el ascenso a su cima, “llamando a las puertas y pidiendo permiso para llegar a rozar con nuestros dedos el cielo” que supone la cima del grande y majestuoso Monte Perdido.

Mt. Perdido y su escupidera, el 18 de septiembre
En esta temporada de verano de 2016, no pod├şa faltar en la lista, y siendo precavidos con tiempo nos hacemos con huecos en Goriz poniendo en marcha “la expedici├│n”; de la que no dejamos de pensar a lo largo del verano y para la que nos preparamos a conciencia para superarla con ├ęxito.
Ya a las puertas, los nervios y las ganas afloran; solo mirar y mirar el tiempo y el estado de la ruta, que unas semanas antes estaba cargada de nieve.
Los ├║ltimos d├şas, ya solo con el en la cabeza, toca rematar alg├║n detalle de la ruta, material y refugio para que todo vaya sobre ruedas y no hagamos m├ís que disfrutar de esta bonita monta├▒a; hacia la que arrancaremos bien temprano el s├íbado. 
La jornada ser├í dura, con un fresco amanecer que ira remontando poco a poco pero con vientos en altura, para llegar triunfalmente a la cima del tir├│n; acabando en Goriz para celebrar m├ís tranquilos la ascensi├│n bajo una noche estrellada. Al d├şa siguiente una bajada sin prisas, con otro bello d├şa, por el valle de Ordesa disfrutando de sus bonitos rincones y cascadas, poni├ęndole final a nuestra conquista en la pradera.


Lo justo llegamos a pegar la oreja con la almohada cuando el despertador toma protagonismo aun en la profunda madrugada del s├íbado, dando "el pistoletazo de salida" a este d├şa tan remarcado en nuestros calendarios.
Camino de Pirineos, "surcando" el oscuro panorama.

A ritmo tranquilo, que no son horas de correr, remato los detalles acabando de rellenar la petada mochila sin olvidar nada importante, como es el "powerade made in A├▒orbe" y alg├║n otro detallito. Con desayuno ligerito y un lavado de cara, que hace espabilarse a uno, me pongo en marcha al punto de reuni├│n, con el resto de valientes que se me unen en esta "epopeya pirenaica".

Mas o menos en hora nos juntamos solo siete, pues algunos culo inquietos salen antes de hora y alg├║n otro mas listo hace noche cerca de Ordesa, que r├ípidamente nos organizamos para salir de la capital Navarra con las calles "reci├ęn echadas"  sintiendo ya temprano "la llamada de la gran monta├▒a".
Las ganas van en aumento conforme recorriendo la oscuridad nos acercamos ,sin prisa y solo con una pausa, a las profundidades del parque nacional de Ordesa; llegando con las luces del alba ,tras un peque├▒o atasco vacuno, a la pradera de Ordesa reuni├ęndonos los diez monta├▒eros y calzandonos nuestras preciadas compa├▒eras para afrontar la ascension a Monte Perdido... 


Calzando botas y rematando equipajes ya en Ordesa.
.
Pradera Ordesa- Mt Perdido- Refugio de Goriz
Dura jornada de ascenso a la cima de Mt. Perdido, y  bajada a Goriz. Material de Trekking ( De alpinismo, seg├║n estado escupidera). Datos: 18'9 km ; 9 h 02 min ; + 2145 m - 1273 m .


Un d├şa excepcional nos acoge, con bonitos colores,
 en la pradera de Ordesa ...
... y deseosos, emprendemos  nuestro duro camino ...
... adentr├índonos en "el coraz├│n", de un oto├▒al valle de Ordesa.
"Paseamos ligeros", para sacar el frescor ma├▒anero, bajo imponentes paredones rocosos ...
... y entre el hayedo-abetal, remontamos el curso del rio Arazas ...
... saliendo del extenso arbolado, recorremos el amplio final del valle con nuestro objetivo a la vista ... 
... terminando "el paseito", en la famosa cola de caballo.
En la cabezera del valle empezamos " el trabajo de verdad", asaltando las clavijas de Soaso ...
... tras las que dominamos sobre el enorme valle esculpido por el Arazas.
Azotados ya por un intenso sol VER..oto├▒al ...
... surcamos el ultimo sendero c├│modo, bajo las moles de las Tres Sorores ...
...  hasta "echar el ancla"  en el refugio Goriz ...
...  en la buena hora del almuerzo, sin faltar buen avituallamiento liquido. 

Como relojes clavamos el horario de nuestra primera etapa y  hacemos una peque├▒a parada en Goriz; donde el guarda 
nos atiende amablemente, d├índonos un par de taquillas para dejar cuatro tonter├şas que conforme avance el d├şa pesaran cada vez mas y a parte de informarnos que tenemos que estar en el refugio una hora antes de lo que nosotros ten├şamos planteado.
Foto de grupo con Salut i cames
Siendo precavidos nos ponemos un poco las pilas , sin dejar de degustar el almuerzo, mientras un sencillo corredor nos advierte que aun tenemos tocata para la cima; y entablamos una agradable conversaci├│n con ├ęl, en la que nos cuenta su gran reto solidario por todo el norte nacional para ayudar a la investigaci├│n del c├íncer 
infantil.
Despu├ęs de una foto y desearnos suerte los unos al otro y viceversa, cada uno sigue con su camino as├ş que nos cargamos nuestras mochilas y con cierto nerviosismo tiramos hacia la cumbre del Perdido.

"Con el culo un poco prieto"  nos ponemos en marcha , dejando atr├ís el refugio ...
... adentrándonos en dominios rocoso, por los que encauzamos nuestro rumbo hacia la cumbre ...
... sin desatender el bello lugar que se nos brinda y nos cautiva las miradas.
" El ataque coje un poco de color", salvando un primer "balconcillo" rocoso ...
... sac├índonos ante la ca├│tica ciudad de piedra ...
... tras la que daremos con un segundo resalte, que superamos ayudados por una cadena ...
... para plantarnos a las puertas de la temida escupidera ...
... junto al deshelado Ibon helado.
Con decisi├│n marchamos, con dura pendiente, hacia el ultimo y  engorroso escollo ...
... en el que padecemos, bajo la mirada de El Cilindro, cada paso por la escupidera ...
... y ya "saboreando la victoria" y "reinando" sobre el pirineo occidental,
"rematamos" la ultima y blanquecina rampa ...
... coronando la grandiosa cima de Monte Perdido (3348 m) .
El equipo al completo en la cima de Monte Perdido.
Gratificantes sensaciones recorren la piel, el esfuerzo se vuelve satisfacci├│n y la alegr├şa inunda nuestra mente cuando todos pisamos los 3348 m de altitud de la cima de Monte Perdido...RETO CONSEGUIDO!!!!
Nos regodeamos con nuestra conquista,con felicitaciones, un poco de picoteo y un buen trago de vino; pero a uno pronto se le acaba lo bueno al empezar a encontrarse pachucho. Despu├ęs de la foto de rigor decido bajarme "a toda mecha" al refugio en compa├▒├şa de una aventurada alemana, a ver si le conseguimos sitio para dormir, y as├ş un servidor se recupera cuanto antes con tranquilidad.

Con mala gana y tristeza, toca decir hasta pronto a la cima ...
...  y apresurados "esquiamos" por la roca de la escupidera...
... continuando sin perder un segundo,
en una r├ípida y desdichada bajada en compa├▒├şa de una maja alemana ...
... llegando temprano, gracias a dios, a Goriz y final de la primera y dura etapa.

De relax tras el paliz├│n al perdido.
Tras "la penosa bajada" y conseguir hueco a la compa├▒era alemana; mente y cuerpo entran en un estado de m├íxima relajaci├│n mezclado con satisfacci├│n mientras espero la llegada de los dem├ís.
Puliendo con creces los horarios, todo el equipo llega al refugio y con una considerable paliza se acomodan en las afueras tirados en buscas de los remitentes rayos de sol; mientras un servidor hace los tramites en Goriz, con cada vez mejor cuerpo.
Con los aposentos asignados y "los pies liberados de ataduras",guardamos el material en las taquillas y  subimos a nuestra concurrida habitaci├│n con aun mas concurridos huecos para "planchar la oreja".

Con tiempo mas que de sobra, algun@s valientes se relajan en  las duchas climatizadas( a T┬¬ bajo cero); y al final acabamos ech├índonos un mas que merecido refrigerio con risas y batallitas de por medio hasta que nos da la hora de cenar.
Cenando en Goriz.
Una completa cena de Lentejas, ensalada, pollo y postre; nos hacen recuperar las fuerzas perdidas en la intensa jornada, pero con rapidez que entra otro turno de cenas y nos van "despachando amablemente". Decidimos "saborear" el frescor de las altas monta├▒as, que conforme la luz se va apagando da paso al espect├ículo nocturno, de un precioso cielo estrellado del que disfrutamos un rato todo el grupo con un aroma de triunfo y buen rollo despu├ęs del gran trabajo y la cima conseguida por tod@s y cada un@.
Enseguida el cansancio empieza ha hacer acto de presencia y la gente se va dando en retirada; y los que aun aguantamos nos resguardamos en el refugio donde no nos faltan mas risas y como no, nuevas e interesantes propuestas para el futuro. La ch├íchara nocturna se nos acaba r├ípido, pues el jolgorio que montamos altera todo el refugio, y temprano nos vamos a la cama ,que falta nos hace recuperarnos para la bajada de ma├▒ana.

La noche se cierne sobre nosotros, dominando el cielo la creciente luna.

Desayunando en Goriz

Bien temprano el refugio se pone en funcionamiento pues todos est├ín como locos prepar├índose para el ataque a las cimas, y como ya no se puede dormir pues toca moverse tambi├ęn. Con suma tranquilidad nos espabilamos y preparamos todo para nuestra partida; haciendo un poco de tiempo para que se despeje el comedor observando como unos parten en la oscuridad hacia las cumbres y algunos puntos brillantes van ya bien adelantados.
Aprovechando un hueco en las mesas "nos abalanzamos" para zamparnos un desayuno algo escaso con el que arrancamos el d├şa entre aun gran revuelo de monta├▒eros. Los est├│magos se van calentando, que la ma├▒ana esta bien fresquita, y cojemos fuerzas para "la bajadita tur├şstica" que nos espera y metiendo un poco de prisa al personal   ultimamos los equipajes...

Refugio de Goriz- Pradera de Ordesa
Suave descenso por el valle de Ordesa desde el Refugio de Goriz, disfrutando del bonito lugar. Material de Trekking. 
Datos: 11'6 km ; 3 h ; + 125 m - 988 m .


Con las primeras luces sobre Tobacor, nos reunimos todo el personal ...
... y tranquilamente dejamos atrás las altas tierras de Ordesa ...
... perdiendo altura por el camino de los mulos,
y saboreando de paso los paisajes que ayer no tuvimos oportunidad ....
... empezando por un momento de relax en cola de caballo.
"Desandamos" nuestro camino por el valle, despidiendo definitivamente al Perdido, ...
... enfilando nos hacia los preciosos rincones del Arazas,
empezando con las gradas de Soaso.
Sosegados disfrutamos de cada paso por el bonito y salvaje para├şso ...
... adornado con cascadas como la del estrecho ...
... y la de la cueva, tras la que ...
... admiramos el imponente circo de Cotatuero, vaticinandonose ya
 el final de nuestra exitosa "expedici├│n" a Monte Perdido.

Grupo de Monta├▒a  SDC Echavacoiz










##DeL R├ČO##

No hay comentarios:

Publicar un comentario