miércoles, 16 de diciembre de 2015

"NingĂșn perdido se pierde"

Nos plantamos en la penĂșltima salida de este año, en la que repetimos cartel esperando un tiempo anticiclĂłnico pero con el fresquito presente.
Con la idea de  dar un "paseiko" hasta la cima de Saseta desde el Alto de Igal y completaremos la mañana con otro mĂĄs ,hasta la cueva de Azanzorena.

Cartel salida 13-12-15

Como siempre en el punto de reuniĂłn, poco a poco vamos haciendo acto de presencia con la intenciĂłn de pasar una agradable mañana con las rutas programadas. 
Ya de camino a tierras norteñas una espesa niebla y un bajando de la TÂȘ nos reciben, y hacen deprimente el dĂ­a. 
A la que subimos hacia el puerto de Igal,  "como que no quiere la cosa" se va abriendo lentamente el banco de niebla apareciendo un dĂ­a excepcional en las alturas.


La cima de Saseta asoma entre el arbolado.
Las rutas son fĂĄciles con una duraciĂłn de unas 3 h, siendo recomendable para hacer con niños. en especial la de la Cueva de Azanzorena.
La distancia es de 5'6 km y el desnivel de 350 m; y la segunda de unos 2 km y unos 100 m de subida.

El terreno es boscoso en general, discurriendo por senderos principalmente; bastante definidos o bien marcados.

Material de trekking. Llevar agua, no hay ninguna fuente.



Con sol sobre las cabezas y las nubes a nuestros pies  ponemos rumbo hacia las alturas fronterizas de Roncal y Salazar. Arrancamos con "el pie izquierdo" por todo el barrizal para  "ser engullidos" por el espeso bosque, recorrido por la antigua cañada de los roncaleses. 

Ganamos altitud por el sendero plagado de obstĂĄculos que nos obligan a "doblar el espinazo" mientras a nuestras espaldas nos vigilan  las señeras cumbres pirenaicas "ligeramente manchadas". 
Pasamos junto a una vieja borda, apareciendo la cima de Saseta  muy cerca de nosotros y  mas alejada  Sasari, una posible alternativa.
En las cercanĂ­as de Saseta "mareamos la perdiz"  por aquĂ­, por allĂ­, por acĂĄ y por allĂĄ en busca del buen camino que nos llevarĂ­a hasta la cima; con un final poco fortuito asĂ­ que vamos hasta el collado de Saseta, en el que damos con la opciĂłn de un camino que parece dirigirse hacia la cima de Saseta y como se dice lo ultimo que se pierde es la esperanza.
Aun nos toco "explorar un poco", y como ningĂșn perdido se pierde acabamos por dar con el buen camino que en paralelo al cortado llega bajo la rocosa pared N. Tras rodear la pared y "negociar" los Ășltimos metros, coronamos la cima de Saseta (1180 m).

Recargamos pilas y depĂłsitos; con la energĂ­a positiva que se respira en la cima y el rico almuerzo de cada mañana, aunque aun sin turrones ni nada por el estilo.
"El paseiko" parece que se ha estirado un pelin,y va a durar mas que una mañana, pero en un "tris-tras" volvemos al inicio, solo con la mitad de la tarea hecha.


Una corta aproximaciĂłn en "auto" hasta nuestro segundo escenario; desde el que al fondo ya se vislumbra el maravilloso rincĂłn. 
Por el sendero local, bien señalizado y que no es un "camino de rosas" sino mas bien otro "circuito de obstĂĄculos" que desemboca en la Cueva de Azanzorena, con su "gotera de aguas" y sus curiosas formas esculpidas por el agua.

Con una sobredosis de energĂ­as positivas para esta semana, regresamos  con "la faena rematada" pero alargĂĄndose mas que a una mañana;asĂ­ que no desaprovechamos la oportunidad de poner una vez mas la guinda sentados a la mesa, y esta vez al calor del fogĂłn.


Saseta (1180 m) desde Alto de Igal + Cueva de Azanzorena


La ruta en fotos


En las alturas el dĂ­a resulta prometedor...
... asĂ­ que nos calzamos las botas  en el Alto de Igal.
Ganamos altitud por las lomas septentrionales de Saseta...
... encontrĂĄndonos algunas dificultades...
... y unas vista que bien merecen la pena.
Buscamos el camino hacia Saseta por aquĂ­...
... OYE!!! Que es por allĂ­.
Cresteamos entre matorrales rumbo a la cima...
... que enseguida se nos pone a "tiro de piedra".
Negociamos cĂłmodamente su ultima rampa...
... hasta la cima de Saseta (1180 m) .
Foto del grupo en la cima de Saseta.
Con unas panorĂĄmicas increĂ­bles...
... recuperamos fuerzas en la cima...

... acometiendo rĂĄpidamente la vuelta...
... maravillando la vista con el espectacular horizonte...
... hasta el final, pero solo de la primera parte.



Al fondo ya se intuye el bonito rincĂłn...
...al que ponemos rumbo por un entretenido sendero...
... que desemboca bajo la cueva y cascada de Azanzorena.
Recorremos la repisa superior de la cueva...
... con formas curiosas en sus paredes...
... y sin perder un segundo regresamos...
... en busca del calorico del fogĂłn y..
... de ricos manjares para rematar "la mañana de montaña".



Salida del Grupo de Montaña  SDC Echavacoiz










##DeL RĂŹO##

No hay comentarios:

Publicar un comentario